domingo, 20 de septiembre de 2015

Infracciones del uso de la Open Game License

En esta ocasión en Diario Silvano hablaremos de las infracciones del uso de la Open Game License (OGL) en un producto. Y solo podemos decir infracciones porque no podemos hablar de ningún caso que haya llegado a los tribunales.

Para ser honestos, yo no tengo constancia de un caso con repercusiones legales. Los factores de la ausencia de repercusión pueden ser dos: En muchos casos el afectado no se habrá dado ni cuenta (imagina si como compañía tienes que revisar cada pequeño producto sin repercusión) y en otros la infracción tiene tan poca relevancia que ni siquiera vale la pena reclamar (incluso darías publicidad al producto).

En primer lugar hablaremos como introducción sobre la finalidad y el funcionamiento de la licencia para después enumerar las infracciones vistas haciendo mención al producto y a la editorial:

Introducción: fin y funcionamiento de la Open Game License
Wizards of the Coast marcó un antes y un después en los juegos del rol en el año 2000. No solo fue capaz de revitalizar Dungeons & Dragons con la tercera edición, sino que fomento en los juegos de mesa la mentalidad de Código Abierto con la licencia OGL. Este movimiento de la compañía y la publicación de la licencia d20 no fue altruísta, más bien explotaba el interes de publicar material comercial para un juego tan famoso sin los posibles problemas de derechos de autor.

Un juego sin aventuras o ambientaciones muere rápidamente, pero producirlos pueden no ser tan lucrativo como los libros básicos o los grandes suplementos. Es mejor tener empresas trabajando gratis a tu favor a la vez que fomenta tu línea de productos. El objetivo de la licencia OGL era documentar bien los contenidos protegidos (marcas, nombres, literatura, reglas concretas, etc) para evitar su uso y asegurarse de que nadie podía apropiarse de este material libre. Independientemente, la licencia D20 autorizaba a usar una marca común que identificaba el producto compatible con Dungeons & Dragons sin estar vinculada al contenido libre.

Para cumplir su finalidad, la licencia OGL tiene dos herramientas fundamentales:
  1. Declaración del material open game content (abierto ) y product identity (cerrado): Esta es el primer pilar de la licencia ya que la a delimitación del contenido libre y el privativo tiene sus consecuencias. El hecho de declarar un material como open game content implica que no se puede alterar las condiciones de uso y que cualquiera que lo use, y no sea el autor original, tiene que mantenerlo con esta misma licencia. Por ejemplo, un tercero no puede declararlo como product identity, distribuirlo con otra licencia libre o condicionarlo de cualquier otra forma. Aunque expresamente no lo diga, el material declarado product identity puede modificarse con cualquier tipo de licencia (Common Creative, GPL, WTFPL o incluso una propia).
  2. El registro de las fuentes que del material open game content (Copyright Notice): Los términos de la licencia dicen que tienes que copiar literalmente el texto del open game content de todo el material que uses y añadir la referencia de tu obra (título, fecha y dueño). La finalidad práctica es crear una "cadena" de fuentes que permita garantizar que el material usado como open game content siga usandose con la licencia OGL y, en su caso, comprobar quien declaró como libre algo privativo.
Infracciones del uso de la Open Game License
A continuación haremos una enumeración de estas infracciones, su autor y el producto en el que se localizan:
  1. No poner ninguna referencia al SRD de D20 usándolo: En Spycraft de Alderac Entertainment Group, que por no poner no pone ni su propia referencia.
  2. No poner la referencia del producto en el Copyright Notice. En los cualquiera de los volumenes de The Tome of Horrors de Necromancer Games "olvidan" poner la referencia en este apartado y ponen un texto "guía" de como otros pueden dar crédito del material de cada monstruo del libro.
  3. Condicionar el contenido declarado open game content. En los cualquiera de los volumenes de The Tome of Horrors de Necromancer Games dan una explicación de como añadir en el Copyright Notice de otro producto los monstruos que se usen. La OGL expresamente dice que se tiene que copiar el contenido exacto de lo puesto en el Copyright Notice, que es un texto unitario en un sitio especifico de la licencia y no algo que tengas que componer a pedazos. Además, cada elemento del Copyright Notice es un producto y no un fragmento del producto.
  4. No copiar exactamente el Copyright Notice de todas las fuentes usadas. En este caso nos encontramos un caso de menor importancia como Pathfinder de Paizo, que sustituye la palabra Copyright por el símbolo de Copyright. Un caso más grave es el de Lamentations of the Flame Princess, únicamente en su última versión, que omite todas las referencias a los monstruos del The Tome of Horrors que usó Goblinoid Games en los productos de Labyrinth Lord.
  5. Hacer referencia a productos que no son OGL en el Copyright Notice. En el producto de D20 para La Leyenda de los Cinco Anillos The Complete Exotic Arms Guide de Alderac Entertainment Group incluyen el Manual del Jugador, el Manual del Dungeons Master y el Oriental Adventure de Wizard of the Coast dentro de productos bajo el OGL cuando ni lo son. Igualmente en Spycraft 2.0 de Alderac Entertainment Group hace referencia a Stars Wars D20 de Wizard of the Coast.
  6. Usar contenido que no es Open Game Content. En Spycraft 2.0 de Alderac Entertainment Group usan los conceptos de puntos de vitalidad y heridas de Stars Wars D20. Este sistema fue publicado con OGL por Wizard of the Coast en Unearthed Arcana.