miércoles, 25 de septiembre de 2013

Sobre la clériga o la clérigo - el uso del género en profesiones inexistentes

Jugando a "Aventuras en la Marca del Este" tuvimos un interesante y a la par reñida discusión sobre si debemos decir clérigo o clériga a una mujer. Lo primero que quiero destacar es lo bizantina e infructuosa de la discusión ya que en la vida real no existen o existirán clérigas y por tanto es un debate sin solución a efectos prácticos. Pero aquí más que de solución hablaremos de opinión.

 Como mínimo en nuestro contexto cultural. Si en otro éxiste ya es harina de otro costal y estaré encantado de leerlo en algún comentario.

Alguno nos podría decir que no está recogido en la RAE, a lo que tendría que decir que "obvio". La Real Académia de la Lengua Española no puede recoger algo que no existe. El idioma es un fenómeno cultural que nace del uso, posteriormente se racionaliza extrayendo reglas y estudiando como funciona la misma. Lo máximo que puede hacerse es recoger el uso social que suele ajustarse a las reglas de la grámatica (por algo ha sido extraída esta de los usos antes), aunque no siempre sea así.

Si consultamos el diccionario panhispánico de dudas nos confirmará que generalmente las palabras acabadas en -o suelen alterarse para formar el femenino añadiendo -a, aunque otras no (por ejemplo, el/la físio -más por ser una palabra acortada- o el/la modelo, o el/la testigo).

Gramáticalmente hablando tienen soporte las dos posibilidades, por tanto ya depende del gusto personal si usar la clérigo a la clériga en un escenario de fantasía donde nos saltamos el realismo histórico y cultural en favor del juego y la concordia de mujeres y hombres en la mesa de juego.

NOTA: El artículo completo sobre el género de las palabras se puede leer en la web de la RAE, que detalla mas exhaustivamente los usos y sus excepciones.